El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

lunes, 14 de febrero de 2011

"Save the Children estima que hay unos 800.00 niños víctimas de violencia machista"

La ONG y la Secretaría de Igualdad lanzan una campaña para denunciar la invisibilidad de los hijos de las mujeres maltratadas.- El Gobierno ultima medidas para atajar el problema.

Publicado en EL PAÍS (España). "Sociedad".
Jueves, 18 de Noviembre de 2010.

La organización Save the Children y la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, han presentado la campaña En la violencia de género no hay una sola víctima, a la que pone voz la actriz Aitana Sánchez Gijón, para denunciar las consecuencias que sufren los hijos de las mujeres que son víctimas de la violencia machista y para que estos "dejen de ser invisibles". La campaña en televisión y radio muestra a una mujer siendo amenazada verbalmente por su pareja, mientras un niño pequeño escucha desde detrás de la puerta. En prensa, está ilustrada con dibujo hechos por los hijos de mujeres maltratadas en el transcurso de las sesiones de apoyo y terapia; como el de Pablo, un niño de siete años que pinta a una mamá que llora frente a un papá que la amenaza con un cuchillo.

"Estos niños no son meros testigos de la violencia, son víctimas, y queremos que dejen de ser invisibles", ha subrayado la responsable de incidencia política de la ONG, Yolanda Román, quien calcula que en España "pudiera haber unos 800.000 niños" en esta situación. Aunque no estén siempre presentes, la violencia de género tiene gran impacto en el desarrollo psicológico y emocional de los niños. Ya desde el embarazo, provoca según la ONG un estrés en la madre que puede afectar en el crecimiento del feto. "Durante la infancia, la exposición a estas situaciones tiene repercusiones negativas significativas en el desarrollo emocional, social, cognitivo y académico, pudiendo afectar incluso al funcionamiento en la vida adulta", recuerda Save the Children. Algunos de sus efectos son "problemas de socialización, aislamiento, inseguridad, problemas de integración, pesadillas, insomnio, fobias, ansiedad, alteraciones del desarrollo afectivo y la interiorización de roles de género erróneos".

Al menos cuatro niños muertos

La propia Save the Children reconoce que esta cifra no es real ni oficial, ya que resulta de calcular cuántas mujeres puede haber víctimas de la violencia machista, cuántas de ellas son madres y cuántos hijos tienen de media. Por ello, la organización ha reclamado que se reconozca a estos niños como víctimas de esta violencia y que se cuantifique el número de menores que se encuentran efectivamente en esta situación. No existen estadísticas, ya que de la violencia de género se encarga Igualdad, en cuyas estadísticas sólo aparecen el número de mujeres muertas o de denuncias interpuestas, por ejemplo, pero no se habla de los menores. El Observatorio de la Violencia suele ofrecer un balance a final de año de niños fallecidos a manos de sus padres en casos de violencia de género, pero aproximado, ya que se realiza según las noticias publicadas en prensa. En lo que va de año, según la ONG, cuatro niños han perdido la vida como consecuencia de la violencia de género y 40 han quedado huérfanos. El Observatorio habla de cinco y el Centro Reina Sofía, de 12.

Aunque desde la aprobación de la Ley Integral Contra la Violencia de Género se ha incrementado la asistencia social a los niños y niñas hijos de mujeres víctimas, Save de Children condiera que no es suficiente y ha pedido que los profesionales que realicen una intervención con estos niños tengan una formación específica tanto en infancia como en malos tratos, especialmente los profesionales de los juzgados de violencia de género que atienden a las mujeres y a sus hijos cuando van a poner una denuncia. Por su parte, la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, ha asegurado que los niños suelen ser utilizados "como medio e instrumento para ejercer control y hacer daño a la madre" y necesitan apoyo y ayuda específica para superar los miedos, inseguridades y traumas que les causa la situación. Además, Aído ha subrayado que, para acabar con la violencia de género "es necesario romper la cadena generacional" que supone el que los niños repitan de mayores las conductas y modos que aprendieron de niños en un hogar en el que el padre trata con desprecio y violencia a su mujer.

Fuentes de la Secretaría de Igualdad han señalado que el Gobierno ultima un paquete de medidas para proteger a los menores víctimas de la violencia de género que, probablemente, aprobará el Consejo de Ministros del próximo 26 de noviembre. Retirar la patria potestad al padre maltratador, una de las conclusiones que aprobó la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, e incluir en la valoración forense de la maltratada a sus hijos, son algunas de las medidas que aprobará el Gobierno.

En la presentación también ha participado Sánchez-Gijón quien ha prestado su voz para hacer públicos los comentarios de Marta, una chica de 18 años que fue víctima de la violencia machista ejercida contra su madre. En terapia, Marta explica que su infancia transcurrió sumida en la soledad de saber "que no tenía a nadie al lado" en quien apoyarse y el miedo hacia la persona que en esos momentos le dañaba a ella o a su madre. Ese mismo miedo se trasladó más tarde a sus relaciones con las demás personas: "Miedo a que te puedan hacer daño o que tú puedas hacer daño, porque crees que el daño que hay a tu alrededor es culpa tuya".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada