El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

viernes, 1 de marzo de 2013

"Más que una cárcel, un centro clandestino"

La causa sobre el penal de Villa Urquiza,
en Tucumán, reúne a 43 víctimas.


PIDEN LA ELEVACION A JUICIO ORAL DE LA CAUSA SOBRE EL PENAL TUCUMANO DE VILLA URQUIZA. En el expediente se investigan los crímenes cometidos en el penal durante el Operativo Independencia y la última dictadura. Las torturas y desapariciones. Un pabellón de mujeres y niños. Denuncias por delitos de violencia sexual.

Publicado en Página/12. "El País"
Viernes, 11 de enero de 2013.

El fiscal federal Carlos Alfredo Brito de Tucumán pidió la elevación a juicio oral de la causa por los crímenes cometidos en el penal de Villa Urquiza durante el Operativo Independencia y los años de la dictadura. Entre los 12 acusados está el jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez. Las víctimas son 43, la mayoría de las cuales es sobreviviente y está en condiciones de declarar durante el juicio. Entre ellas hay un grupo de mujeres que fue alojado en un pabellón habilitado especialmente, por donde pasaron además nueve de sus hijos. La causa tiene varias características. Por un lado, los pabellones destinados a los presos políticos son definidos como “centros clandestinos de detención”. Por otro, el lugar alojó a quienes hasta el día del golpe habían sido funcionarios de las primeras y segundas líneas de la provincia. Y, además, el grupo de mujeres sobrevivientes reunió pruebas para acusar a los imputados por delitos de violencia sexual, como “reducción a la esclavitud sexual” y “trata de mujeres”.

“En el año ’76 nos habilitaron un pabellón especial, estuvimos 29 mujeres con nueve niños, de los cuales algunos nacieron ahí”, recuerda ahora Lilian Reynaga de la Asociación de ex presos políticos. “Dentro de la cárcel nació uno y por falta de atención médica las compañeras que estaban en ese momento tuvieron que hacer de parteras. Otras dos compañeras que entraron embarazadas fueron sacadas a la maternidad porque dieron a luz. Y una tercera compañera, en el ‘traslado’ que se dio el 8 de octubre de 1976 a la cárcel de Villa Devoto, va con un embarazo de seis meses que es precipitado por las condiciones del viaje que tuvimos”.

Las pruebas recogidas durante la investigación, sobre todo los testimonios de los sobrevivientes, hacen que el penal sea pensado en esta causa con la lógica de un centro clandestino de detención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada