El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

martes, 19 de junio de 2012

"El culpable que no se acuerda"

El acusado, Marcelo Tomaselli,
pudo salir de prisión para casarse.


MARCELO TOMASELLI DECLARO EN EL JUICIO POR HABER MATADO A SU MUJER. Es el hombre que se casó con Carla Figueroa en La Pampa por el “avenimiento”. Dijo ser culpable, pero que no recordaba lo que hizo.

Publicado en Página/12. "Sociedad".
Martes, 19 de Junio de 2012.

“Me declaro culpable”, pero “no recuerdo lo que hice”, afirmó ayer Marcelo Tomaselli, acusado de haber matado de 11 puñaladas a su esposa, Carla Figueroa, en la primera sesión del juicio oral que tiene lugar en General Pico, La Pampa. La mujer, que tenía 19 años, había aceptado el “avenimiento” para que él pudiera salir de la cárcel donde estaba por haberla violado. La conmoción causada por el crimen, cometido el 10 de diciembre del año pasado, dio lugar a la eliminación de esa figura del Código Penal. Tomaselli sostuvo además que, la noche del crimen, “Carla me pidió disculpas por acusarme de algo que no hice”, refiriéndose a la violación, por la que había sido condenado con pruebas periciales. La propia madre del acusado declaró ayer que vio salir a su hijo “todo ensangrentado” del cuarto donde había estado a solas con Carla, quien, antes, la había mirado “como diciendo: ‘Sacame de acá’”.

El juicio oral por “homicidio agravado por el vínculo” se efectúa ante el Tribunal de Audiencia de General Pico –a 135 kilómetros de Santa Rosa–, integrado por Florentino Rubio, Fabricio Losi y Juan Alberto Abraham. Tomaselli, ya detenido, es asistido por el defensor oficial, Walter Vaccaro.

“La maté en la pieza, aunque no recuerdo nada, tampoco el cuchillo”, afirmó. “Me declaro culpable. Que me condenen por lo que hice y por las evidencias que tuve en mis propias manos”, admitió, pero sostuvo que, la noche del crimen, “ella estaba rara, quería hablar conmigo y no sabía por dónde empezar. Me pidió perdón por engañarme, me dijo que el bebé no era mío y me pedía disculpas por haberme acusado de algo que no hice”. Con esto último se refería a la denuncia que Carla había hecho por haberla violado, en mayo de 2011: comprobada pericialmente la violación, él había sido condenado a prisión por “abuso sexual agravado por uso de arma”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada