El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

viernes, 31 de agosto de 2012

"Erradicar no es capacitar"

del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Publicado en Página/12. "Contratapa".
Jueves, 30 de Agosto de 2012.


Las ciencias sociales que despliegan nuevos paradigmas solidarios con las víctimas de violencia familiar conviven, y a veces se infectan, con paradigmas funcionales al sistema dominante, opresor por definición.

En violencia familiar no se adivina un Más Allá. No se alcanza a imaginar cuál y cómo será ese Más Allá si primero no se reconoce que las instituciones tradicionales continúan sosteniendo sus principios aunque se maquillen mediante cursos llamados “de capacitación”.

En oportunidades, los conocimientos de los asistentes a esos cursos no comienzan por el esclarecimiento de lo que significa “emancipación”, lo cual demanda ver las cosas más claras y suponer qué se puede esperar de los ímpetus de esta violencia familiar. Por ejemplo, no es prometedor intentar cambiar los contenidos mentales de quien está convencido de la inferioridad de la mujer o del goce que encuentra al ser golpeada.

La capacitación precisa emanciparse de los contenidos fundamentalistas que impregnan las estructuras sociales, además de revisar la propia conflictiva psicológica personal: si sospecho que cada joven morochazo proveniente de una villa puede asaltarme, será conveniente que revise mi paranoia. Emanciparse es un trabajo que reclama conciencia de la negatividad que los otros padecen. Si una mujer golpeada llega a una institución para denunciar y quien la recibe le dice con mal modo: “No hay turno hasta dentro de dos horas, vuelva más tarde. O no vuelva si no quiere”, evidencia falta de conciencia acerca de la posición de la víctima convertida en invisible, negada por el sistema mediante quien la rechaza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada