El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

martes, 28 de agosto de 2012

"Un triple crimen de género en Benavidez"

Romina había denunciado ante la policía a su ex,
pero la denuncia no aparece.
Abajo, familiares de las víctimas.


UN HOMBRE CUYA MUJER LO DEJO POR VIOLENTO MATO A LA MADRE DE ELLA, A LA HIJA Y A UNA HERMANA UN TRIPLE CRIMEN DE GENERO EN BENAVIDEZ. Un hombre que buscaba a su mujer, quien había huido a la casa de sus padres para no ser golpeada, asesinó a su ex suegra, una cuñada de 15 y una nena de 6. Había sido denunciado en la comisaría.

Publicado en Página/12. "Sociedad".
Martes, 28 de Agosto de 2012.
Por Horacio Cecchi

Por venganza, por celos, por emoción violenta. Cualquier motivación que se ensaye (y las tres circularon entre vecinos y fuentes policiales) para explicar el triple femicidio de Benavídez no alcanza (encubre) para tocar el fondo, la creencia de que existe un derecho de posesión sobre la mujer. Un hombre fue detenido en Pacheco, cuando se dirigía (escapaba) supuestamente hacia su trabajo, la Municipalidad de Escobar, luego de asesinar a cuchilladas a la madre de su pareja, de 76 años, a su cuñada de 15, y a una hija de su pareja, de 6. A las tres mujeres las mató luego de no encontrar a quien buscaba, su mujer (nunca tan visible el posesivo), que se había llevado a una hija en común, de 4 años, luego de haber denunciado al sujeto, por violencia, en una comisaría de Garín, con suerte esquiva. No está claro que el hombre las haya matado por una irrupción de odio. ¿Por qué no pensar que estaba todo escrito?

Romina Martínez, de 26 años, vivía en Uruguay 633, de la localidad de Garín, junto a su pequeña hija de 4 años y su pareja, Juan Carlos Cardozo, de 24 años, empleado de la Municipalidad de Escobar. Hace aproximadamente una semana, después de denunciar en vano a Cardozo, por violencia, en la comisaría de Garín, situada sobre Padre Perna al 1100, a dos kilómetros de la casa, decidió tomar a su hija y mudarse a la casa de sus padres, en Chilavert y Los Andes, a ocho cuadras de la comisaría y a 28 de la casa de Uruguay, del otro lado de la Panamericana, a metros de la subida al puente en dirección a Escobar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada