El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

martes, 28 de agosto de 2012

"Una comisaría tucumana de cuidado"

Las marcas en el rostro de Viviana Alderete,
pasados varios días de la tortura, son las del salvajismo policial.


EN LA SECCIONAL QUINTA TORTURARON, ABUSARON SEXUALMENTE Y GOLPEARON A UNA MUJER. La detuvieron en un Carrefour de la capital tucumana y la trasladaron a la comisaría 5ª. La manosearon, le destrozaron la ropa para desnudarla, le pusieron una bolsa en la cabeza, la patearon, le caminaron por encima y la obligaron a lamer los borceguíes.

Publicado en Página/12. "Sociedad".
Lunes, 27 de Julio de 2012.

Por Mariana Carbajal

Una mujer tucumana denunció que fue brutalmente torturada en la comisaría 5ª de la ciudad de San Miguel de Tucumán, tras ser detenida por la policía provincial, acusada de un hurto en una sucursal del supermercado Carrefour. “Abusaron sexualmente de mí mediante manoseos, rompiéndome los pantalones entre tres policías, por orden de la policía mujer que estaba en la seccional, me torturaron provocándome traumatismo de cráneo, derrame en el ojo derecho, y múltiples hematomas, me caminaron por encima de las piernas y espalda con las botas o borcegos reglamentarios, me obligaron a lamérselos y me patearon incontables veces”, relató Viviana Alderete, de 33 años, vendedora ambulante y madre de cuatro hijos, de entre 17 y 3 años. Todavía se pueden ver en su cara los rastros de los golpes. La semana pasada se desmayó y fue internada de urgencia en el Hospital Padilla, de la provincia. Fue dada de alta, pero todavía siente mareos, presuntamente como secuela de la brutal paliza que recibió. La investigación penal preparatoria del hecho quedó en manos de la fiscalía de la V Nominación de Tucumán.

“Los hechos de tortura y violencia policial se repiten con una violencia sin límites en Tucumán, a lo que se suma la profunda violencia de género y la discriminación a la mujer en las prácticas policiales y judiciales, y en la sociedad en general. Además, en la provincia se creó por ley la Comisión de Prevención de la Tortura, pero, si bien la ley fue sancionada, nunca se la promulgó. Por lo que la comisión no existe y tampoco existe voluntad política de que sea creada”, cuestionó la abogada Alejandra Iriarte, miembro de la Alianza de abogad@s por los derechos humanos de las mujeres. Otra integrante de esa red, Mariana Alvarez, especialista en derechos de género, patrocina legalmente a Alderete. “La mujer está muy mal, no recibió asistencia psicológica de ninguna institución. Lo que evidencia que en Tucumán no está funcionando ningún mecanismo de asistencia a víctimas de violencia, y menos cuando se trata de casos de violencia institucional. Intentamos acudir al sistema de protección de víctimas de violación, pero tampoco cuentan con psicólogas que la puedan atender”, advirtió Alvarez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada