El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

miércoles, 29 de mayo de 2013

"El debate que lanzó la Iglesia alemana"

REPERCUSIONES TRAS LA DECISION DE PERMITIR LA “PILDORA DEL DIA DESPUES” EN CASOS DE VIOLACION. Los obispos alemanes habían aprobado el uso del fármaco, al considerar la evidencia científica de que no es abortivo. Ayer, la Iglesia de España coincidió en que es “legítimo” evitar la fecundación tras una violación, pero insistió con los reparos sobre esa píldora. 

Publicado en Página/12. "Sociedad".
27.02.2013

Después de la decisión de los obispos alemanes de permitir el uso de la “píldora del día después” en casos de violación, en España la Iglesia consideró que sería legítimo el uso de ese fármaco, siempre que se trate de un medicamento que evite la fecundación y no tenga un “efecto abortivo”. La “píldora del día después” efectivamente no es abortiva, pero el portavoz de la Conferencia Episcopal española dijo que “hasta ahora” no conoce ningún medicamento con esas características. En la Argentina y otros países de Latinoamérica, la anticoncepción hormonal de emergencia (AHE) o “píldora del día después” ha sido el blanco –igual que otros contraceptivos– de diversos grupos católicos, que llevan adelante litigios desde hace varios años en la Justicia para prohibir su fabricación, venta y distribución gratuita, con el argumento falaz de que tiene efectos abortivos. Incluso, durante el gobierno menemista, la Corte Suprema de Justicia pretendió prohibir una de las marcas que había en el mercado, a partir de un recurso de amparo presentado por la ONG católica cordobesa Portal de Belén.

“La Iglesia siempre ha sido renuente a aceptar la evidencia científica. Se maneja con pensamiento dogmático. No existe ninguna evidencia científica que demuestre que el levonorgestrel, que es el producto original de la píldora del día después, sea abortivo. El problema es que en algunos países europeos le han puesto ese nombre, por cuestiones de marketing, a la píldora abortiva, la RU486 (mifepristona) y se ha generado confusión”, explicó a Página/12 el médico e investigador independiente del Conicet Carlos Nagle, uno de los científicos argentinos que más investigó el tema. Nagle dirige el Centro de Investigación en Reproducción Humana y Experimental (Cirhe) del Instituto Universitario Cemic, que colaboran con la OMS en investigación y desarrollo en salud reproductiva.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada