El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

lunes, 19 de diciembre de 2011

"Identidad en hospitales bonaerenses"

LLAMARAN A PACIENTES TRANS POR NOMBRE DE ELECCION.

Publicado en Página/12. "Sociedad".
Sábado, 17 de Diciembre de 2011.

A partir del 1º de enero, las personas transexuales y travestis serán “llamadas por su nombre de elección” en los hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires, como forma de evitar situaciones de discriminación. La medida fue adoptada por una resolución del Ministerio de Salud bonaerense para favorecer la inclusión de esta población en el sistema sanitario: es que “un 40 por ciento de las personas trans evita ir al hospital por vergüenza”, revela un informe de esa cartera.

El ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, señaló que “el personal de los hospitales públicos deberá respetar en las historias clínicas el nombre que la persona elija en su vida cotidiana, más allá de lo que exprese su documento de identidad”. De esta manera, la resolución de la cartera sanitaria –aprobada el miércoles último– comenzará a regir a partir del primer día de 2012, con “carácter de obligatorio”.

Marina Chávez, directora del Programa de Políticas de Género del Ministerio, dijo a Página/12 que “la provincia, hasta ahora, contaba con una resolución del año 2007, que dejaba a criterio de cada hospital respetar el nombre de elección de los pacientes transexuales y travestis”. “La gran diferencia con la medida anterior es que el respeto a la identidad de género se convierte en un derecho garantizado para una población que se encuentra extremadamente vulnerada”, agregó Chávez.

“Con esta propuesta garantizamos el acceso a la salud a un sector de la población que muchas veces no llega al hospital por vergüenza o discriminación”, explicó Collia. También sostuvo que “es un gran avance en la inclusión y en el respeto a las minorías –hasta que se apruebe la ley de identidad de género–, el permitir que ahora las historias clínicas lleven el nombre de elección de las personas trans y travestis”.

La ley de identidad de género, que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados, permitiría a las personas que lo soliciten “adaptar su documentación a la identidad sexual que sienten como propia y acceder a cirugías, si lo requieren”.

Chávez, por su parte, comentó que “se dictarán cursos de sensibilización sobre identidad de género a los profesionales de cada centro de salud, enfermeros y empleados administrativos”. “La idea es facilitar una guía que se utilizará en las capacitaciones, con la idea de mejorar la calidad de vida sanitaria de estas personas y así, evitar cualquier signo de discriminación hacia ellos”, informó a este diario.

El Hospital Alende, de Mar del Plata, fue el primero que adhirió a la medida y, a través de una disposición firmada por su directora, Susana Gómez, “instruyó al personal para incluir en las historias clínicas el nombre de identidad de género elegido por las personas transexuales”, informaron desde el Ministerio de Salud de la provincia.

“La mayoría de las veces, las personas trans o travestis no acceden a la salud pública por la discriminación y el maltrato”, señaló la directora de Políticas de Género del ministerio. Además afirmó que estas personas “no concurren al hospital, a no ser que estén en una situación extrema”.

El Ministerio de Salud bonaerense citó un informe de la Asociación de Lucha por la Identidad de Travestis y Transexuales (Alitt), sobre la situación de los travestis en el país, coordinado por Lohana Berkins y Josefina Fernández, y publicado por Ediciones Madres de Plaza de Mayo en 2005, que mostró que “en Argentina la expectativa de vida de las personas travestis/transexuales es de 32 a 35 años”. Asimismo, el estudio arrojó que “el 34 por ciento de esa comunidad padece VIH-sida”.

“Las cifras son alarmantes y dan cuenta de la desigualdad social con el resto de la población, donde la expectativa de vida alcanza los 80 años y la incidencia del VIH es menor al 1 por ciento”, reportó la cartera sanitaria sobre el informe.

La investigación revela que “el 40 por ciento de las personas trans nunca asistió a un centro de salud, mientras que el 56 por ciento lo hizo en pocas oportunidades”. Las razones más mencionadas para no concurrir a los centros sanitarios fueron “el miedo y la discriminación”, sintetiza el estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada