El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

miércoles, 29 de mayo de 2013

"La mujer que no puede subir al colectivo"


UNA SALTEÑA QUIERE SER CHOFER Y SE LO NIEGAN. Mirtha Sisnero dice que las empresas de transporte no le dan el empleo por ser mujer. Inició una demanda judicial hace cuatro años. La causa llegó a la Corte Suprema de la Nación. 

Publicado en Página/12. "Sociedad".
10.03.2013

Hace casi cuatro años que Mirtha Sisnero enfrenta una batalla judicial para poder ser colectivera. En un país conducido por una mujer, ella, en Salta, no puede conducir un colectivo. Aunque tiene carnet profesional y ha llenado todos los formularios que le exigen para conseguir ese trabajo. Sucede que las siete empresas que tienen la concesión de las líneas urbanas en la capital provincial no contratan mujeres y mantienen ese empleo –bien pago– como coto masculino. Su demanda contra las compañías por discriminación laboral por género llegó a la Corte Suprema de Justicia hace dos años. Sin embargo, el expediente está varado desde el 27 de marzo de 2012 en la Procuración General de la Nación, sin que el organismo se pronuncie para habilitar al máximo tribunal la posibilidad de expedirse.

“Me capacité para conducir. Y sigo con ganas de manejar un colectivo”, dijo Sisnero a Página/12. Su reclamo tiene el respaldo del Centro de Estudios Legales y Sociales, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), la Clínica de Interés Jurídico de la Universidad Nacional de Córdoba y el Comité de América latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), entidades que se presentaron ante la Corte Suprema como amicus curiae.

El caso es relevante por sus implicancias en relación con la lucha por la equidad de género en el ámbito laboral en el país, advirtió la defensora oficial civil de Salta, Natalia Buira, quien representa legalmente a Sisnero, desde 2009. “No hay hasta el día de hoy ninguna mujer colectivera en Salta, en ninguna de las ocho líneas del trasporte público de pasajeros en la capital, ni en el transporte de la capital a las distintas localidades de Salta, ni en el transporte interurbano”, denunció Buira.

El sector del transporte es, después de la construcción, el que cuenta con menor presencia femenina en el país, según detalla el último informe sobre brechas de género en el trabajo del Centro de Estudios Mujeres y Trabajo de la CTA (que publicó este diario el domingo pasado). A la vez, es uno de los oficios con salarios más altos. El 86 por ciento de quienes se desempeñan en esa actividad son varones. Y es muy probable que la mayoría del 14 por ciento de mujeres empleadas realice tareas administrativas y no esté al frente de un volante.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada