El Programa Las Víctimas Contra Las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la coordinación de la Dra. Eva Giberti, tiene como finalidad principal poner en conocimiento de la víctimas cuáles son sus derechos para exigirle al Estado el respeto de los mismos y la sanción de las personas violentas que la hayan agredido. De este modo, se busca que la víctima supere su pasividad y reclame por sus derechos.

viernes, 6 de septiembre de 2013

"Una enciclopedia del maltrato"

LA DEFENSORIA DE LA NACION DENUNCIO A JEFES PENITENCIARIOS DE SAN JUAN. Un detenido que fue apuñalado por otros presos primero fue mal atendido en el penal, luego fue necesaria una orden judicial para llevarlo a un hospital, de donde los guardias se lo llevaron sin que le den el alta. 
Publicado en Página/12. "Sociedad".
16.07.2013

Desde hace tres semanas, cuando fue atacado a cuchillazos, al parecer por otros internos de la única cárcel de San Juan, F.F.S. viene sufriendo las prácticas mortales de algunos integrantes del Servicio Penitenciario local. Primero le suturaron mal las heridas, luego aplazaron su traslado a un hospital, desobedeciendo la orden de un juez, y nueve días después de la neurocirugía de urgencia le dieron “de alta” a espaldas del juez, secuestrándolo en un camión de traslado. “Lo tuvieron que llevar de nuevo a un hospital porque el director del penal y del servicio penitenciario dieron la orden, por teléfono y adelante mío. Parece una sublevación”, comentó el defensor Horacio Garcete. Pese a los malos pronósticos médicos, F.F.S. comenzaba a recuperarse anoche, y su abogado prepara denuncias contra agentes, médicos y jerarcas penitenciarios de San Juan.

El 25 de junio el padre de este interno recibió un llamado anónimo alertando que a F.F.S., de 28 años, lo habían golpeado, tajeado y perdía mucha sangre pero no estaba recibiendo atención médica en el penal. El mismo informante le aseguró que los agresores eran otros reclusos, quienes lo habrían abordado en el espacio “de rancheo”, el patio común del complejo penitenciario de Chimbas. Al otro día, cuando Garcete fue a visitarlo encontró a F.F.S. desorientado y delirando. “De hecho me confundió con un sacerdote”, relató el defensor. Lo habían suturado y, después se supo, la herida no había sido debidamente limpiada.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada